15 junio, 2024

El juez Mautone detalló las medidas que se tomaron en la Alcaidía luego que un preso diera positivo de COVID

0

Desde el poder Judicial explicaron cómo actuaron luego de confirmar el caso positivo de COVID de un detenido. A su vez, brindaron detalles sobre la supuesta “huelga de hambre” que se atribuyó a uno de los reclusos, y negó que se esté desarrollando una huelga de hambre.

El juez Darío Mautone explicó que el viernes pasado “se nos informó sobre un posible caso de COVID positivo en la Alcaidía local, por lo que inmediatamente se habló con el departamento médico forense, los médicos que nos acompañan y con la Dra. Fabiana Leiva, quien nos dio las recomendaciones a seguir en estos casos, teniendo en cuenta que eran personas detenidas”, las que se encontraban involucradas.

De esta manera, la doctora “nos recomendó que se aislara a esta persona, lo cual se hizo al disponer su detención en un domicilio particular con custodia policial”, donde se implementaron “todos los recaudos que venimos utilizando conforme a la pandemia”, agregó Mautone.

El hombre que resultó positivo para COVID-19 estaba detenido en ese lugar “desde hace ya varios días, por lo que se realizó un procedimiento de control a los otros 6 detenidos para determinar su estado de salud y si presentaban síntomas o no, como también se analizó a los funcionarios encargados de estas personas”. Sin embargo, hasta el día de la fecha “no tenemos ningún otro caso con síntomas”.
Funcionarios
Como consecuencia de este caso, en la alcaidía local se debieron aislar a dos funcionarios policiales que prestan tarea es el lugar, según las palabras de Mautone, una medida que se tomó “no fue porque tuvieran síntomas, sino porque son personas que tenían enfermedades preexistentes”.
Huelga de hambre
Por último, al respecto del rumo que circulaba sobre una presunta huelga de hambre como consecuencia de este caso, Mautone aclaró a Diario Río Uruguay que “ese mismo viernes a la noche, en un principio se presentó una situación con los detenidos que manifestaban que se iban a someter a una huelga de hambre, pero después revirtieron sus dichos”.

Sin embargo, estas personas “únicamente comían lo que le acercaran sus familiares y no la comida de la alcaidía loca, que son comidas buenas que se les da”, por lo que “con esto doy por sentado que no era una huelga”, como tal. El funcionaio judicial entendió que “todos ellos se preocuparon y entiendo que fue producto de los nervios, pero actualmente no hay ningún inconveniente”, concluyó.(Diario Río Uruguay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *