15 junio, 2024

El Censo se haría en mayo o noviembre de 2021 y podría debutar el cuestionario digital

0

El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Marco Lavagna, afirmó este miércoles que el Censo Nacional podría realizarse en mayo o noviembre de 2021, y reveló que se encuentra en análisis la implementación por primera vez el E-Censo, de modo que la población pueda responder el cuestionario de forma digital.

 

Al exponer ante la Comisión de Población y Desarrollo Humano, que preside el diputado Héctor “Toty” Flores (CC-ARI), el funcionario detalló todos los pasos del operativo, que presenta algunas tareas demoradas a causa de la pandemia de Covid-19 -motivo por el cual no se puede concretar este año el relevamiento-, y estimó un presupuesto de 14.500 millones de pesos.

Lavagna precisó que el organismo está evaluando la posibilidad de aplicar el cuestionario censal en línea, para que “los propios ciudadanos se puedan censar” a través de una página web o de una aplicación de celular. Con esta opción, podría ser alrededor del 15 por ciento de la población la que se cense, al menos dos semanas previas al operativo.

“No lo tenemos todavía 100 por ciento definido”, aclaró, al tiempo que señaló se harán previas pruebas piloto, pero destacó que sería “un puntapié para lo que tienden a ser los censos digitales en el mundo”, además de representar “una optimización de los recursos del Estado”.

También opinó que podría haber personas que “todavía no nos quieran abrir la puerta por el miedo de la pandemia” o “por cuestiones de seguridad” y, de esta forma, “lo que estamos haciendo es acercándole otras herramientas para que no se queden fuera” del Censo Nacional.

En su exposición, el director del Indec ponderó el trabajo remoto que el organismo encaró a partir del aislamiento obligatorio y sostuvo que “el resultado fue muy bueno, los indicadores están todos en tiempo y forma”; además del refuerzo de la difusión de los datos y un mecanismo de preguntas y respuestas en la página web oficial.

Lavagna apuntó que el objetivo es “maximizar la cobertura del operativo censal, que toda la población conteste el censo, tener una baja tasa de rechazo y que la cantidad de datos que tengamos sea robusta para que nos permita desarrollar después los marcos muestrales de forma más eficiente y óptima”.

El Censo Nacional permitirá “las proyecciones de población, las estadísticas vitales y ver cuáles son las necesidades básicas insatisfechas (NBI)”, indicó, asimismo de “tener una realidad de todo el territorio argentino y dónde tienen que ser aplicadas algunas políticas públicas o mismo para el reparto de coparticipación”.

El economista habló de tres tipos de censos: el pre-censo de viviendas, “un producto novedoso para el instituto, que es la primera vez que lo vamos a hacer”, expresó; el censo experimental, y el censo de población, hogares y viviendas.

Sobre la fecha de la encuesta, el funcionario pronosticó que podría realizarse en mayo o noviembre del año que viene, pero que dependerá de la evolución de la pandemia. Lo que sí subrayó es que buscarán que no haya una superposición con el cronograma electoral, porque el Censo “requiere un grado de apoyo muy importante” por parte de todos los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil.

“La pandemia nos pega entre la elaboración del pre-censo de viviendas y el censo experimental”, manifestó y resaltó que “ya veníamos con tiempos muy justos” porque “parte del proceso electoral de 2019 generó unas demoras en las tareas pre-censales”.

Enfatizó que desde Naciones Unidas “recomendaron no cambiar la metodología de los censos que ya estaban más avanzados, sino postergar la fecha, que es lo que estamos haciendo”. Y, sobre la mora en tareas presenciales, destacó el trabajo con todas las provincias y los operativos con drones que se están haciendo en la provincia de Buenos Aires.

En otro tramo de su presentación, el exdiputado contó que la intención es actualizar el Censo Nacional Económico, ya que el último data de 2004, de modo de tener “una nueva foto de cómo es la actividad productiva y del país”. “Nos va a permitir aspirar a poder desarrollar un Producto Bruto regional, que es algo pendiente”, agregó.

Respecto a esta herramienta, aseguró que la primera etapa comenzará hacia fines de este mismo año, vía online, donde para el empadronamiento “las empresas van a tener que digitalmente poner sus datos básicos”. “La primera etapa va a durar seis meses. Vamos a empezar con las personas jurídicas para después pasar a las personas humanas”, explicó.

Al reiterar que hay “demoras” en las tareas de campo y, por ende, en las de laboratorio, el titular del Indec amplió información sobre el pre-censo de viviendas, que consiste “tener relevadores que van haciendo un barrido de todo el territorio” para observar las “características generales de las viviendas vistas desde afuera”.

El Censo Nacional incluye el operativo de campo, en un solo día; operativos especiales, sobre viviendas colectivas, rurales o personas en situación de calle; el E-Censo, en evaluación; y la etapa de supervisión, sobre viviendas en las que no se han obtenido respuestas específicas.

Según los datos que brindó, el Censo requiere la intervención de 880 mil personas; 37 millones de cuestionarios y 10 millones de planillas; 440 millones de hojas a imprimir; y 1,2 millones de lápices, gomas, sacapuntas, tablas de apoyo, etc.

En tanto, la encuesta consiste en un cuestionario básico de 49 preguntas y uno ampliado, de 89. Y, por primera vez, habrá preguntas que incorporan algunas variables económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *