¿LA PLANIFICACIÓN GENERAL DEL PARQUE SAN CARLOS?

0

Para Nueva Concordia la transparencia y la participación ciudadana no son meros dichos o palabras de ocasión, son muy importantes de verdad, sobre todo cuando se transparentan o se participan cuestiones verdaderamente importantes o trascendentes de la ciudad, como las relacionadas con las obras públicas, el esquema del estacionamiento medido, la concesión de las termas, el uso del suelo y los loteos, y la planificación general de la ciudad. En ese sentido vemos cómo una buena idea la impulsada por el Prof. Paulo Tissocco, de escuchar la opinión de la ciudadanía interesada en relación a acciones relacionadas con  el parque San Carlos. Sin embargo, desde Nueva Concordia, a través de esta nota de opinión procuramos hacer un aporte constructivo al asunto. 

Nota de Opinión de Nueva Concordia

 

En ese sentido consideramos que la consulta popular propuesta es mejorable, porque no nos parece apropiado que la consulta sea sobre tres posibilidades enlatadas referidas a sólo un aspecto de todos los que suponen la administración del parque San Carlos, sin antes tener en claro qué función o destino se le quiere dar al parque.

 

Por eso entendemos que en vez de plebiscitar una acción o un aspecto concreto del parque, habría que preguntarnos primeramente qué función queremos darle, y una vez definida esa cuestión, si proceder a planificarlo, y que la planificación sea general, pues no se puede planificar sin objetivos claros, ni tampoco se puede hacerlo por partes, de lo contrario el resultado muy probamente termine siendo un frankenstein.

 

En ese sentido vemos que el parque tiene tres funciones elementales que se retroalimentan entre sí, pero que a la vez se diferencian. Esas funciones son: 1. Social, en razón de que el parque es un ámbito de esparcimiento, deporte, y cultura para todos los concordienses; 2. Turística: en virtud de que allí anida el hito identitario de nuestra ciudad, el castillo, las vivencias de Saint-Exupery, su relación con “El Principito”, el valor paisajístico del parque que también supone un atractivo turístico, y la biodiversidad que posee el parque que también supone una oportunidad turística; 3. Y la Función estrictamente Ambiental dado que en él anida una diversidad amplia y compleja digna de su protección en marco de nuestro compromiso con el ambiente.

 

Como dijimos anteriormente, estas tres funciones están importantemente entrelazadas y en una gran medida se retroalimentan, pero a la vez pueden priorizarse algunas en desmedro de otras, o se puede ir hacia un esquema en que las tres convivan equilibradamente, por igual.

 

Desde Nueva Concordia entendemos que la consulta ciudadana tiene que comenzar por el comienzo, primero tenemos que tener en claro qué queremos hacer con el parque, qué función priorizar, si queremos un destino que proteja las tres funciones que tiene el parque, pero priorizando una de ellas por sobre las otras, o procurando armonizar las tres funciones por igual.

 

Creemos que las tres funciones deben ser muy tenidas en cuenta pero sin dudas debe priorizarse la función turística del parque. En una ciudad con un mercado de trabajo tan débil y austero, creemos que hay que priorizar la función turística, pero siempre apelando a la creatividad y al saber técnico para contar con una planificación que articule virtuosamente con las otras funciones, potenciándolas.

 

Creemos que el parque debe ser accesible para el turista, y atractivo a la vez, pero no a cualquier precio. En ese sentido creemos que hay que avanzar con la estación experimental ambiental que se iba a hacer en el viejo hostal del río, porque una estación experimental allí, que a la vez podría ser sede del museo de Antropología y Ciencias Naturales, no sólo va a contribuir a generar conciencia local sobre el valor ambiental del parque, sino que además puede constituirse en parte del circuito ambiental-turístico del Parque San Carlos, en el que se incluyan recorridos por la selva en galería, y exposición de la biodiversidad local.

 

A la vez creemos que la movilidad dentro del parque debe ser amigable social y turísticamente, priorizándose las nuevas formas de movilidad que son amigables con el ambiente, que se están masificando, bicicletas, patines, etc, siempre sin invadir las zonas en las que se prioriza la cuestión ambiental, como la selva en galería u otras zonas dentro del parque, que deben ser especialmente protegidas de la acción antrópica irresponsable.

 

¿Entonces? Resumiendo, desde Nueva Concordia creemos que la consulta ciudadana debería versar sobre qué tipo de funciones priorizar (ambiental, turística o social, o las tres por igual), y una vez esclarecido ese punto, entonces habría que hacer una planificación general del Parque, respetuosa obviamente de la opinión ciudadana, pensada a través del saber técnico adecuado, y ejecutada por especialistas.

 

Es obvio que la planificación también tiene que ser participativa, como corresponde.

 

¿Una planificación general del Parque? Si, es lo que corresponde, primero consensuar que finalidad, y qué funciones va a tener el parque, y luego desarrollar una planificación general de ese espacio público, que es tal vez el activo de mayor valor social, turístico y ambiental de nuestra ciudad. Eso es lo que creemos que se debe hacer.

 

Por último, queremos que se entienda la postura constructiva de esta propuesta, este enfoque; valorando y destacando lo hasta aquí realizado por la dirección del Parque San Carlos y por otros actores sociales interesados, con la convicción de que el camino de la transparencia y la participación ciudadana son parte del camino que debe recorrer la ciudad.

*Equipos Técnicos de Nueva Concordia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *