15 abril, 2024

El malestar social es cada vez mayor y no solo en Argentina por la inflación

0

Bloomberg analizó la situación económica de la región y la imposibilidad de los gobiernos en encontrar una solución. La inflación en Argentina no da tregua y en agosto fue del 7%, acumulando una alza de casi un 80%. Pero no es solo un mal argentino que parece no tener solución ya que América Latina y sus líderes no pueden contenerla. Bloomberg analizó a la región y la situación de los países.

La nota firmada por Maria Eloisa Capurro, Matthew Bristow y Maya Averbuch menciona la dificultad que afronta la clase media ante una sociedad cuyos precios no paran de aumentar. según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un tercio de toda la población de la región está a punto de caer en situación de pobreza, definida como aquellos que viven con US$1,90 al día.

 

                                El malestar social es cada vez mayor y no solo en Argentina.

 

La situación los países

En Panamá, manifestantes lograron en julio que se congelaran los precios de 72 bienes esenciales. En Perú se logró una mayor ayuda estatal para los pobres y Ecuador conversa con organizaciones indígenas tras disturbios por el aumento del costo de vida.

El artículo hace hincapie en que los Gobiernos han buscado contrarrestar esto con recortes de impuestos y programas sociales, pero lejos ha estado de tener solución. En Brasil la suba de precios es el tema que más se habla a poco de elegir un nuevo presidente, Luiz Inácio Lula da Silva tiene serias chances de derrotar a Jair Bolsonaro.

Es posible que la inflación haya alcanzado su punto máximo, luego de reducirse a un solo dígito a mediados de agosto por primera vez en un año. Bolsonaro apuesta a que cuando sus medidas entren en vigor, reducirá la brecha con Lula, quien llamó a los brasileños a “tomar el dinero extra, comprar cosas para comer y votar por mí”.

En Colombia asumió hace poco Gustavo Petro, siendo el primer presidente izquierdista de su país y debe afrontar muchos problemas como la crisis de la nafta potenciada por la inflación.

Petro asumió con una inflación a nivel nacional del 10,2%, la más alta en más de dos décadas. La inflación para los más pobres es aún más alta, del 12,7%, y puede estar a punto de empeorar, ya que el Gobierno busca eliminar los subsidios a la gasolina que, según el Ministerio de Hacienda, cuestan el equivalente a unos 3 puntos porcentuales del producto interno bruto por año.

Los precios de los combustibles se incluyen en el costo de casi todos los demás bienes físicos, mientras que los grupos más afectados (los taxistas y los camioneros) son precisamente las personas con más poder para paralizar las carreteras y las ciudades. Las expectativas de que Petro actúe son altas.

En Europa también hay inflación

El Viejo Continente ha sufrido protestas que exigen la intervención gubernamental desde Londres hasta Praga. Una encuesta global realizada para Open Society Foundations en julio y agosto encontró que el 80% de los encuestados en Brasil, Colombia y México coincidieron en que “a menudo les preocupa” que su familia pase hambre, seguidos por el 77% en África subsahariana y el 56% en India. Incluso en EE.UU., el 39% dijo que estaba preocupado por el hambre hasta cierto punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *