16 abril, 2024

Si bien en la actualidad, quienes detentan el poder en las distintas provincias y municipios ya están en plena campaña política, para la oposición o quienes aspiran llegar al poder aun están viendo que decidirán hacer o cuando iniciar la campaña.
A unas 12 semanas aproximadamente de iniciar las mismas, por debajo todos hablan de un plan B, ¿por qué?, por que si se eliminan las PASO cambian algunos panoramas, y desde sectores del gobierno hace un tiempo se viene barajando la posibilidad de cancelarlas antes de comenzar a transitar el camino que llevará a las próximas elecciones del año 2023.

La historia de la política argentina esta llena de cambios de postura repentinos que cambian el rumbo de los acontecimientos de un momento a otro, por lo que en la oposición no descartan un cambio en las reglas de juego para las elecciones del año próximo, donde se jugará nada menos que la sucesión presidencial de Alberto Fernández.

En el Frente de Todos, la presión para derogar las PASO la iniciaron los gobernadores y el debate se instaló en el seno de la coalición política. El presidente, hace pocas semanas expreso que el debate por las PASO estaba abierto, contradiciéndose absolutamente con lo que había expresado en el día de la Militancia Peronista, el 17 de Noviembre del 2021, en aquella oportunidad expreso que su “mayor aspiración es que en 2023, desde el último concejal hasta el presidente de la República, lo elijan primero los compañeros”.
La Cámpora hizo saber que también vería favorable la eliminación de las PASO porque -en su forma de ver las cosas- es una herramienta que no cumplió con los objetivos por la que fue concebida por impulso del propio Gobierno de Cristina Kirchner. Desde que se implementó por primera vez en 2011, el peronismo K no utilizó el instrumento ni una vez para definir sus fórmulas presidenciales, a las que arribó por consenso. (conducción verticalista).

En el Frente Renovador están absolutamente a favor de la suspensión de las PASO, el objetivo es que Sergio Massa termine siendo el candidato de la unidad del peronismo, si logra estabilizar la economía y desacelerar la inflación.
Los que tienen miedo son los dirigentes piqueteros saben que si la decisión esta en manos de Cristina Kirchner los podría dejar fuera de competencia, sin la posibilidad de presentar candidatos propios en las listas del oficialismo y las distintas declaraciones de la Vicepresidente van en ese sentido.

Al día de hoy, la fuerza más competitiva, Juntos por el Cambio, necesita las PASO para dirimir sus liderazgos nacionales.
Los libertarios de Javier Milei se encuentran en una encrucijada incómoda, razón por la cual todavía no adelantaron una postura. Filosóficamente están de acuerdo con eliminar las PASO porque suponen un enorme y costoso operativo burocrático, Sin embargo, les incomoda quedar acompañando la una maniobra del kirchnerismo.

Debido a esta incertidumbre, los distintos partidos políticos ya empiezan a evaluar un plan B para dirimir sus candidaturas frente a la posibilidad de que las PASO dejen de existir. Si no fuera posible elegir las candidaturas por consenso, la única alternativa sería que los partidos políticos organicen internas abiertas en fechas a determinar por los propios frentes electorales.

Aquí es donde observamos que esta herramienta favorece ampliamente a la UCR, considerando el importante aparato territorial que tiene en todo el país, en comparación con el PRO que tiene organización armada en algunas provincias.

Ahora solo a esperar que sucede en las próximas semanas y ver si hay cambios

 

QUALITY Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *