17 abril, 2024

Siete cortes de carne se venderán con descuentos del 30%

0

El Gobierno nacional anunció un paquete de medidas para intentar acotar el impacto inflacionario de las carnes. Por un lado, habrá una rebaja del 30% en los precios de siete cortes parrilleros y un congelamiento en esos valores hasta el 31 de marzo para luego acoplarse al esquema de subas mensuales del 3,2% en
el marco de Precios Justos. Esta medida regirá solo para grandes
supermercados.

El anuncio fue realizado por ministro de Economía, Sergio Massa, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, y su par de Agricultura, Juan José Bahillo, y forma parte de un paquete amplio de medidas para toda la cadena con la idea de
contener el precio de la carne vacuna que desde enero vio subir 42% la cotización del kilo vivo en el mercado de Cañuelas.

“Tenemos un problema con el precio de la carne”, señaló Tombolini.

Para las carnicerías de barrio se pondrá en marcha un programa de reintegros de IVA del 10% para compras con tarjetas de débito y un diferimiento en el pago de la cuota de monotributo o de IVA para los responsables inscriptos por 90 días.

Por su lado, el Banco Nación hará reintegros del 35% para las compras con tarjeta de débito BNA
Para ampliar la oferta de carne, el paquete también incluye un subsidio de 40% para productores que envíen terneros a feedlot, hasta 100 animales por hasta ocho meses y una fuerte reducción en la base imponible para la exportación de cuero, cuyo precio de venta pasará a ser el valor FOB en Argentina y dejará de ser
el que actualmente se toma como referencia en Estados Unidos.

Según informaron fuentes del equipo económico, para el acuerdo de congelamiento de siete cortes, que incluyen asado, nalga, matambre, vacío, falda, paleta y tapa de asado, se volcarán 15.000 toneladas al mercado. Se señala que en el anterior acuerdo de precios se aportaron solo 3.000 toneladas.

Los establecimientos que van a contar con la oferta son de la Cámara Argentina de Supermercados y los de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) además de carnicerías de frigoríficos.

En el caso de las carnicerías de barrio, el beneficio de reintegro del 10% para consumidores será para comercios inscriptos ante la AFIP (sean monotributistas o autónomos) se hará en las cuentas de los clientes a las 48 horas con un tope de $2.000 mensuales por lo que la compra máxima es de $2000 mensuales. El
Banco Nación va a participar los sábados y domingos con un reintegro del 35% y un tipo de $3.000.

Para los comerciales, se prevé un diferimiento del pago por tres meses, tanto para cuotas de monotributo como el monto de IVA que surja de las declaraciones juradas. A eso, la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) aportará con una suspensión del pago de Ingresos Brutos provincial por
un año. Además de ello, el BNA aportará prestamos para la compra de posnets para las tarjetas de débito, en el caso de aquellos que no lo tienen de hasta $5 millones.

Por otro lado, la AFIP va a suspender por este año la recategorización de los carniceros monotributistas que por facturación tengan que pasar al régimen general.

Arriba de la cadena de valor, las medidas apuntan a mejorar la oferta futura de carne. Se va a subsidiar el envío de terneros a engorde por hasta unos $5000 por mes por animal, por hasta 8 meses, hasta 100 cabezas. Fuentes oficiales indicaron que el costo fiscal de la medida sería de $14.900 millones. La idea es
contrarrestar el efecto de la sequía y está inspirada en un pedido de la Mesa de Enlace. Ante la falta de forraje se busca que el poco que queda sea empleado para mejorar la calidad de las madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *