14 abril, 2024

Los precandidatos a la intendencia dieron a conocer sus propuestas

0

Trabajo, seguridad y adicciones fueron los tres temas propuestos para ser abordados por los precandidatos. El orden de exposición fue decidido por sorteo.

El primero en tomar la palabra fue Eduardo Cristina, de Más por Concordia. Respecto al desempleo, Cristina manifestó que desde su espacio “queremos trabajar muy fuerte para combatir el desempleo con oportunidades concretas”.

Por otro lado, expresó “sería inoportuno decirles que vamos a eliminar x cantidad de tasas, pero si lo que queremos hacer, de manera medida y ordenada, es eliminar tasas y redireccionar algunas para el área de seguridad”.

Sobre el segundo tema propuesto para el debate, Cristina dijo: “Nosotros entendemos que debemos priorizar la guardia urbana, por supuesto que trabajar de manera conjunta con Policía Federal y Policía de Entre Ríos, pero entendemos que la guardia urbana necesita una reestructuración”.

Y precisó: “Brindarles las herramientas, profesionalizarla, preparar a los ciudadanos, preparar a la gente que va a trabajar en esa área, porque todos sabemos que muchas veces quienes ocupan esos cargos lamentablemente no tienen la preparación suficiente para poder estar en ese lugar”.

Respecto a la seguridad, destacó la importancia de “promover la ley de creación de las fiscalías cercanas, para que sea más ágil la solución de inconvenientes y brindarle el apoyo que necesitan los vecinos de la ciudad”.

Además, manifestó que otro de los puntos que consideran importante es la creación del centro de atención a las víctimas del delito. “Queremos estar cerca de la gente”.

• Más para Entre Ríos

Juan Carlos Cresto, exintendente de Concordia y presidente del Consejo Departamental Concordia del PJ, también participa de la interna peronista e inició su participación en el debate con un reparto de una serie de “aportes” a los demás precandidatos a la intendencia.

Durante su alocución, Cresto dio cuenta de acciones de gobierno durante los años en los que fue intendente de la ciudad y cuando estuvo en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

“Lo que es generar puesto de trabajo, tengo la experiencia de haber sido intendente, hice un mercado concentrador para la ciudad, que luego se fundió durante el gobierno de De La Rúa. Después me tocó estar en CTM, hice convenio para el desarrollo frutihortícola de la región, invertimos en alta tecnología, hicimos 12 pozos profundos para los productores. Yo me fui de CTM y eso se paró. También firmé un convenio en CTM para la cría del pacú, que se exporta, pero también, me fui de CTM y se paró”, expresó en los primeros minutos, remarcando que “son las cosas que hay que desarrollar en la región, frutihortícola, piscicultura. Esto transformaría Concordia. No estuvimos a tiempo para conseguir los fondos, pero hay que seguir insistiendo”.

En todo lo que es producción, es cuestión de generar las condiciones a los empresarios. Los empresarios están para ganar plata. Pero si el Estado no aporta, que es donde tiene que estar el INTA y las empresas del Estado. Estamos en condición de salir adelante, pero hay que tener autoridad política para generar todas estas cosas, que a veces los tiempos de los políticos son cortos, 4 años, te abraza la burocracia y condiciona.

Sobre seguridad y adicciones, Cresto afirmó que “hay que tener vehículos y hacer operativos. En Veterinaria Municipal hay una cría de perros para que controlen, si no andamos con los perros no encontramos nunca nada. En eso hay que ser muy enérgico”.

“También hay que trabajar mucho con la gente de los barrios. Mucha gente no conoce cómo viven los concordienses. La gente que no tiene vivienda, de ahí se genera la inseguridad, la drogadicción. En total son 8 mil – 9 mil familias que no tienen un terreno para hacerse una casa. Viven precariamente. Esto es grave para Concordia”, agregó el exmandatario.

Sobre el final, expresó: “Dejé de ser intendente hace 16 años y lo último que compré fueron 90 hectáreas para hacer casi 900 (viviendas), el barrio Villa Cresto tiene plaza, cloaca, agua, tienen todas las condiciones para vivir bien. Eso se dejó de hacer. Tenemos cantidad de familias que viven mal. En eso tenemos que poner mucho esfuerzo, porque así vamos a mejorar 50% la seguridad y bajar 50% la droga. El gobernante tiene que ocuparse de esos concordienses que trabajan todos los días”.

“Si hablamos de trabajo, Concordia depende del sector privado”, dijo Ángel Giano, otro de los precandidatos de Más para Entre Ríos. Y continuó: “Con lo cual la cooperación pública y privada es clave, y cuando hablamos de cooperación pública y privada estamos pensando en programas que hoy mismo estamos desarrollando, que tienen que ver con hacerle un diagnóstico y un plan de acción para que mejore la competitividad. Eso genera más trabajo”.

“Tenemos que pensar que Concordia necesita una escuela de oficios, pero no centralizada, sino diversificar, descentralizar escuelas de oficios en toda la ciudad”, añadió. “Necesitamos que todos los concordienses tengan esa preparación, esa formación y esa capacitación en los distintos oficios”.

“En Concordia la gran mayoría quiere trabajar y después de la pandemia muchos se han puesto emprendimientos. Tenemos que ayudarlos a ser buenos emprendedores, a entender que no es solo saber el oficio, sino que tenemos que ayudarlos a que entiendan cómo funciona el mercado, cuáles son los costos, cuánto vale el trabajo”, manifestó.

“En seguridad, yo creo que el intendente tiene que ponerse al frente de la seguridad de los vecinos y las vecinas”. Sobre cómo lo tiene que hacer, indicó que debe “convocar a la Policía provincial pero también a la Policía Federal. No se olviden que el narcotráfico es una competencia federal. La droga acá en Concordia entra, se distribuye, se acopia y alguien se lleva el dinero. Eso es competencia de la Nación”, resaltó.

“Desde el Estado municipal tenemos que ocuparnos de generar políticas de prevención: prevención en las adicciones, pero no solo en las drogas ilícitas”, manifestó. “Lo que hay que hacer es generar redes porque entre todos, y más los que conocen mejor la realidad de los barrios, son los que nos pueden dar esta posibilidad de generar políticas de prevención y tratamiento”.

Por último, habló Juan Carlos Vargas, precandidato dentro de Más por Entre Ríos:

“Tengo 30 años de militancia en el justicialismo. Soy un trabajador. Nunca ocupé cargos políticos y electivos. Siempre quise ser y no puede llegar. Soy un trabajador metalúrgico que a los 10 años empecé a aprender el oficio y he hecho muchas obras.

Emprendí una pequeña PYME, a los 18 años, que tenía 15 trabajadores construyendo aberturas. Me fue bien. Sé lo que es pagar impuestos, pagar al trabajador.

Soy hijo de trabajador del frigorífico Yuquerí. Me considero un militante de mucha sensibilidad porque me he dedicado a trabajar al servicio de los más humildes, dando respuesta a los compañeros y sus familias.

En cuando a la seguridad, está bien lo de la guardia urbana, articulada con la Policía de Entre Ríos y la Justicia, y también la Federal.

En cuando al trabajo, hay que crear pequeñas PyMEs, que en Buenos Aires hay miles y aquí no se han normalizado. Tenemos los ladrilleros, los pescadores, los emprendedores, tenemos las economías regionales. Tenemos para producir cientos de productos aquí. Vamos a darle espacio físico en la zona norte, según los terrenos fiscales.

Decíamos con Roxana Galarza, la candidata a viceintendente, realizar cosas, que la mujer tenga trabajo, el hombre tenga trabajo.

Queremos implementar PYMES de textiles, de cosas fabricadas con madera. A través de cursos, darles la oportunidad de que tengan su emprendimiento, que se desarrollen, y lleven el sustento diario a sus hogares.

En ese espacio físico se le pagará a todas las mujeres y hombres que trabajen ahí.

En cuanto a la obra pública, me encanta, con este gobierno se están haciendo muchas obras y con eso se generan fuentes de trabajo. Hay que valor lo que se está haciendo.

En la zona sur, siete barrios castigados por las inundaciones, en el 2015 presenté un proyecto con una empresa local, porque estábamos cansados de los pozos negros. Yo, como militante, presenté un proyecto con 10 carpetas, para llevarles la cloaca a la vereda. Se elevó ese proyecto, queríamos que se hiciera con el Promeba, pero se metió por el Hábitat, y hoy todos los vecinos, 7000 familias tienen los servicios, el asfalto, y mejoró la calidad de vida. Orgulloso de haber nacido en la zona sur y de ser concordiense.

Por eso camino todos los barrios y me siento a tomar mate con todos los vecinos, sean viviendas precarias o de material. Lo aprendí de quien fue tres veces gobernador y dos veces intendente”, publicó Más por Entre Ríos.

• Izquierda

Ivana Almada, docente y delegada gremial, inició con un “diagnóstico” de la situación política actual, en el que destacó que “en este país han gobernado todas las fuerzas políticas en estos 40 años de democracia. Hoy estamos en medio de una crisis que no la podemos pagar, ¿cómo pasó esto? Evidentemente quienes gobiernan en esta democracia burguesa y capitalismo favorecen a los grandes empresarios”.

Ivana Almada, del Partido Obrero, dentro del Frente de Izquierda de las y los Trabajadores (FIT), afirmó que “se están llevando toda la guita afuera y por eso hoy tenemos la situación que tenemos (…) La mayoría de los trabajadores cobran por debajo de la línea de pobreza y son totalmente precarizados, afirmó dando como ejemplo la situación de los trabajadores del arándano”.

“Cuánto se lleva el empresario? Quién se lleva la guita? La guita está, el gran problema que tenemos es en mano de quién está la guita”, dijo Almada y planteó como propuesta de su espacio: “Nosotros desde el FIT proponemos que la plata tiene que estar al servicio de la clase trabajadora, que somos la mayoría de la población. Es evidente que el Estado no se hace cargo de esto”.

Sobre el final de su participación, antes de la campana, indicó que “respecto a la inseguridad, quiero decir que es importante no criminalizar a los pobres por la inseguridad”.

• La Libertad Avanza

El precandidato Eduardo Beswick, de La Libertad Avanza, el partido que lleva a Javier Milei como candidato a presidente y a Sebastián Etchevehere como candidato a gobernador, comenzó diciendo que “creemos que Concordia tiene grandes oportunidad de desarrollo. Necesitamos reducir los impuestos, tenemos que bajar las tasas y el costo de instalarse en Concordia”.

En otro tramo, precisó que “necesitamos desarrollar el empleo industrial y el empleo en los servicios”. “También hay miles de chicos y chicas emprendedores, a los cuales tenemos que facilitarles el camino para que se desarrollen, para que crezcan, para que mejoren su nivel de vida y para que consigan lo que proponemos desde nuestro espacio, que es llegar a una vida plena, con felicidad”.

“Necesitamos sobre todo el acompañamiento del gobierno nacional, para que flexibilice las leyes de empleo, sobre todo el primer empleo. Que se haga un paquete de políticas que incentive a la Pyme a contratar, al pequeño empresario, al emprendedor. Y que ese camino sea fácil, ágil y dinámico”.

Respecto a Concordia, indicó que “tiene una multiplicidad de actividades productivas, industriales y comerciales. Estamos en una zona privilegiada, el problema es que el Estado nos lleva el 60% de lo que ganamos. Eso tenemos que cambiarlo radicalmente. Yo propongo que nos comprometamos con eso, que salgamos adelante”.

“La responsabilidad de la seguridad pública es una responsabilidad del gobernador de la provincia”, manifestó sobre el segundo tema de discusión. “Nosotros en el gobierno municipal podemos tener la guardia urbana, podemos trabajar con las cámaras, pero no tenemos competencia plena en el tema seguridad”.

Y añadió que en el espacio entienden la seguridad “como un sistema, que está compuesto por la Policía, que es la que siempre paga los platos rotos; la Justicia, las leyes y el servicio penitenciario. El sistema actual es muy ineficaz, tiene una productividad de alrededor del 2 o 3% de condenas cada 100 delitos”.

“Nosotros proponemos que hagamos algo concreto”, manifestó y resumió: “Solo necesitamos que el sistema funcione y se aplique la ley”.

• Juntos por el Cambio

Héctor Galarza participa en la interna de Juntos por Entre Ríos, desde la Agrupación 25 de Mayo. En su presentación destacó que siempre trabajó “en la actividad privada, desde los 10 años. Me recibí de contador público a los 29 años y desde entonces trabajo, siempre en el sector privado”.

Respecto al espacio que pertenece, indicó que son “ciudadanos comprometidos con Concordia, ciudad que queremos y amamos”, que “hay gente de distintos partidos, pero que priorizan la ciudad”, que “nunca estuvimos en un gobierno, siempre en la actividad privada” y que han querido “participar de las organizaciones políticas pero nunca nos lo permitieron”.

A modo de diagnóstico de Concordia, afirmó: “Lo que vemos en la ciudad son: derrames de agua, veredas rotas, veredas que no existen, la gente tiene que caminar en el barro cuando llueve, calles intrasitables, asfaltos rotos, las obras demoran días o meses cuando deberían demorar pocos días o un solo día, ni hablar de las pérdidas cloacales. Los servicios que se prestan son muy lamentables. Habría que bajar los impuestos, cosa que no es muy sencilla, porque el presupuesto municipal está todo abocado a los sueldos de los empleados”.

Como primera propuesta, aseguró que “si llegamos a gobierno va a haber desempleo, pero de los funcionarios nombrados y que no trabajan y cobran grandes sueldos. Todos los gobiernos son los que han generado el 53% de pobreza de Concordia. Es el municipio que más genera impuestos en Entre Ríos”.

“En cuanto al desempleo, no es función de la municipalidad la creación de empleo. Es de interés municipal. Para generar trabajo hay que reducir el costo de la energía eléctrica. También se debería promocionar la negociación entre los empleadores y las asociaciones gremiales, con ideas claras y saber que formar un nuevo empleo no es tarea sencilla. Un empleado de comercio debería ganar 200 mil de bolsillo. A las pymes y emprendedores hay que ayudarlos, porque ellos generan trabajos. Hay 3 millones de nuevos pobres en este país”, agregó Galarza.

Sobre el tema inseguridad, remarcó que “es indelegable de la Provincia. No tiene atribuciones la municipalidad. Si tiene atribuciones para proteger los bienes propios. La municipalidad ha colocado cámaras, que las debería controlar la provincia y no la controla. Cualquier ciudadano podría detener un delincuente y tenerlo hasta que venga la fuerza pública pero no pueden pegarle, esposarlo ni nada que se parezca”.

Por último, sobre el tema drogadicción, afirmó que “no es motu propio. Es un negocio, donde además de lo que venden la droga, existen financistas que colaboran y forman organizaciones. Eso es letal para el consumidor, que es afectado por el vicio. Con la persona totalmente desamparada no existen medios para que salga de ese lugar. Todos conocen lo que pasa pero tienen miedo de denunciar, por represalias o futuro castigo de las organizaciones. Es un delito en el que participa el Poder Judicial y la fuerza pública” y planteó como propuesta: “Hay que interesar al Poder Judicial para que con su cuerpo de fiscales elaboren políticas reales y concretas sostenidas en el tiempo. Ahora estamos en manos de Dios”.

El precandidato a intendente Leandro Lapiduz, que pertenece al espacio de Juntos por Entre Ríos y más específicamente al que conduce Pedro Galimberti como precandidato a gobernador, comenzó presentándose.

“Tengo 37 años. Soy emprendedor. Estoy al frente de una empresa familiar que mi padre fundó en 1965 y que de manera ininterrumpida hasta la fecha ha generado trabajo”.

Recordó su camino en instituciones de la ciudad, como el Centro de Comercio y la Asociación Hotelera y Gastronómica. Luego, felicitó a los precandidatos.

“Es importante que nos demos cuenta de la participación ciudadana. Hemos entendido la importancia del municipio, su rol y el de la política. El municipio tiene que estar al lado de la gente. Cuando la política no está al lado de la gente, entonces empezamos a tener un problema”. Y continuó:

Este espacio que es Concordia Cambia tiene algunas particularidades, es una construcción plural que involucra a personas que vienen de distintos lugares de la política, fundamentalmente jóvenes emprendedores y gente independiente.

Pensamos en una idea según la cual la política se construye desde abajo hacia arriba.

Hace 40 años gobierna el partido Justicialista. No voy a hacer ninguna apreciación, pero es un dato. Los que estén conformes votarán por el mismo color partidario. Sólo van a cambiar algunas caras. Los que pensemos que hay alguna otra posibilidad de administrar el municipio, entonces tendremos que ser capaces de convencer a los ciudadanos de que hay una posibilidad de cambio y que hay otra Concordia posible.

Sobre el empleo, una cuestión importante es terminar con la teoría del tío rico. Con 150% de inflación, no va a venir ningún tío rico a salvarnos ni a invertir a Concordia. Vamos a tener que hacer un municipio para que seamos nosotros mismos capaces de lograr las soluciones que necesita Concordia para el trabajo.

En la cuestión frutihortícola, consideramos que el municipio, gestionando préstamos de 15 millones de pesos, podría reactivar este sector.

Apoyar, favorecer y reorientar la producción va a ser clave. Creemos que Concordia debe ser la capital turística de la región de Salto Grande. Tenemos todo para serlo, pero hay algunos cascabeles que sacarle al gato y que nadie se ha atrevido. Tenemos tres termas, una privada y dos provinciales. El turismo poco entiende cuando viene a Concordia de quién es cada cosa.

Concordia se vende muy bien, pero tiene poco contenido. Creemos en la creación de microhoteles, facilitando con créditos o con exenciones impositivas para los propietarios de casonas que con 15 o 20 habitaciones podrían aportar las camas que necesitamos.

La seguridad es problema de todos los concordienses. Queremos volver a los placeros, una persona que representaba mucho más que autoridad. Era afín al barrio, mantenía el orden. El mal mantenimiento, la falta de iluminación, favorecen las condiciones para el hecho delictivo. Las ciudades empobrecidas como Concordia son el ámbito perfecto para el delito y la droga. ¿Va a alcanzar el Estado para solucionar esto? No. Vamos a tener que trabajar fuertemente con todas las instituciones, de toda índole, las deportivas, las religiosas como esta y las evangélicas, que están llegando a todos los rincones. Porque tenemos un Estado bobo. El Estado tiene que ser partícipes y articular, para tener la Concordia que nos merecemos”.

Por su parte, Francisco Azcue sostuvo: “Tengo 36 años, soy padre de dos niños, Nicolás y Juan Marcos y estoy casado. Fui fiscal, tuve el honor de investigar y acusar en representación del Estado y hoy decidí dar este paso, renunciar a mi cargo, y sumarme al proyecto político de Rogelio Frigerio”, comenzó expresando el precandidato a intendente Francisco Azcue, del espacio Juntos por Entre Ríos.

A la hora de presentar su propuesta, dijo: “Antes de ingresar el padre Pepe nos dio la bendición. Todos los que pretendemos ser intendente entendemos que la política es una herramienta de transformación. Es la vocación de servicio que necesita la ciudad, personas que entiendan que la política es un servicio y que no debemos servirnos de ella para obtener beneficios personales”.

“El desarrollo productivo es un eje importante. Tenemos una ciudad con condiciones óptimas para la generación de riqueza, de empleo genuino. Hoy resulta que hay factores que impiden que el desarrollo ocurra. Uno de ellos, la presión impositiva. Todas las ciudades que han generado empleo, tienen cargas impositivas bajas, porque si no, ningún emprendedor nos va a elegir, porque va a preferir ir a otra donde el Estado no lo molesta y le cobra menos impuestos”.

Cuando sea intendente, voy a eliminar las trabas burocráticas. Hoy el Estado no les brinda herramientas a comerciantes, productores que quieren desarrollar una actividad y generar empleo genuino. Vamos a acompañar a cada persona que desee llevar adelante un emprendimiento, mediante alianzas estratégicas con el sector privado”.

“La herramienta más poderosa es la educación. Tenemos que brindar a los vecinos, a los que están fuera del sistema, las herramientas para que estén dentro. Tenemos personas que quieren trabajar, también hay muchísimo talento, pero lo que nos ha pasado es que hemos tenido muy malas políticas públicas. Pero estoy convencido que vamos a salir adelante”.

“Vamos a trabajar por la seguridad y el orden. Como fiscal conocí la ciudad, investigué delitos con la querida policía de Entre Ríos. Hoy esta ciudad, que supo ser tranquila, se transformó en una donde han proliferado las mafias narcocriminales. Esas mafias que se despliegan, que eligen los lugares más vulnerables. Las mafias eligen los lugares donde el Estado está ausente. Por eso tenemos que trabajar con todas nuestras fuerzas porque están atacando y golpeando duro a nuestros vecinos. No podemos caer en el facilismo de decir que es un problema de la provincia. Quiero ofrecerles el compromiso a todos los concordienses de que voy a trabajar para que la ciudad vuelva a ser segura, ordenada. Y les mando un mensaje a los que están haciendo el mal y envenenando a nuestros jóvenes: voy a dejar hasta el último aliento para que vuelva el orden, se va a terminar la joda, vamos a tener la determinación suficiente para darle las herramientas a los funcionarios para que sean eficientes. Vamos a darles los recursos a las instituciones para que puedan desarrollar su labor”.

“Lo digo por experiencia. He tenido mayores resultados trabajando con las instituciones que con el poder punitivo. Esta institución, donde estamos ahora (Parroquia de Pompeya), aquí, se recuperan vidas. Esta institución maravillosa salva vidas, recupera a personas y felicito al padre Zabaleta y toda la comunidad. Acá se recupera a personas que cayeron en las garras de criminales que nos envenenan y generan distorsiones en las conductas, a quienes después el Estado llega y les parte la cabeza, porque vayan a la Unidad Penal y van a ver quiénes son los que están presos, la gente pobre y los adictos. A los verdaderos mafiosos, a los corruptos, a los que nos roban el futuro, a esos nadie los toca y yo me rebelo contra eso”.

“A los grandes mafiosos que traen el veneno, nadie los toca. Este es un trabajo muy complejo, muy serio, no es un juego, estoy dispuesto a asumir las consecuencias que sean necesarias, pero les puedo asegurar que el Municipio tiene una injerencia muy importante y una de las acciones más importantes será apoyar a instituciones como estas, que, como ya dije, salvan vidas”.

A su turno, expuso Eduardo Asueta, precandidato de Nueva Concordia, espacio incluido dentro de Más por Entre Ríos, aunque con boleta corta:

“Concordia necesita mucho más de esto (el encuentro y el debate), necesita una sociedad civil mucho más activa, más dinámica, más participativa, que genere los contrapesos que la política necesita para funcionar bien.

“Lo mío no viene del coaching. Soy un trabajador que le gusta trabajar en los barrios, encontrar una problemática, buscar una solución. No lo veo como heroico, simplemente me gusta, naturalmente. La Iglesia y esta parroquia tienen mucho de eso, así que me siento muy cómodo acá”.

“Hicieron muy bien en poner al trabajo en primer término. Sin dudas es la temática determinante para que la ciudad funciones. Una ciudad donde si tocamos timbre, de cinco personas trabaja una en negro, dos changuen y dos no hacen nada, es una ciudad que sin dudas va a decantar en asentamientos, en graves problemas sociales, en un sinfín de problemas que afectan al conjunto. Porque luego la carga tributaria para hacer la casilla, poner un caño, recae en el resto de la comunidad”.

“Es muy importante que todos los concordienses entendamos que esta es LA agenda de la Concordia que viene, el trabajo, poner al trabajo en primer plano. Así vamos a sacar adelante a la ciudad, construyendo dinámicas de progreso, de buena convivencia, de resolución de conflictos como la inseguridad y el narcotráfico”.

Ya en 2015 hablábamos de esto y decíamos “cultura del trabajo”. Ya entonces detectábamos que había una falencia, que Concordia tenía un mercado de trabajo débil. Cuando el Estado nacional se desmoronó, Concordia se fue a pique y se multiplicaron los asentamientos.

La agenda del trabajo no es abstracta, es muy concreta, de volver a que el trabajo citrícola sea formal como lo fue durante muchísimo tiempo, los de la prosperidad de Concordia.

También la agenda de los emprendedores, de la radicación de empresas, y no lo digo de la boca para afuera, sino con la experiencia de haber logrado, desde un lugar marginal, que el frigorífico Yuquerí reabra sus puertas, habiendo traído una empresa de acuicultura y apoyando emprendedores estratégicos que generan valor. NO podemos seguir formando peluqueros y herreros que después compiten entre ellos. Tenemos que capacitar para emprender, construir emprendedores.

La seguridad es muy importante, sentir como siente el vecino, poniendo todo, pero sin caer en falsas recetas. Partir de la base de una mirada real. Los países más sofisticados del mundo, con mejores instituciones, no han podido resolver el problema de la droga. Eso significado que tenemos que renunciar a la lucha con instituciones débiles, con patrulleros que no tienen un litro de nafta. No, tenemos que apoyar a la policía, a la Justicia, y exigirles, bien, con inteligencia, con altura, y para eso la política tiene que estar bien para saber exigir.

Sobre el narcotráfico, la prudencia de saber que es un problema complejo, de abordarlo con realismo y saber que tenemos mucho por hacer en la faz de la prevención, y ahí el sistema educativo tienen muchísimo que dar. Así como el sistema educativo incorporó la cuestión ambiental, debe incorporar muy profundamente la prevención de los consumos problemáticos”.

Por su parte, Julio Bogado, cuya agrupación forma parte de Juntos por Entre Ríos, explicó: “Somos un partido novel, de raigambre vecinalista, que estamos visitando los barrios para ver la problemática que tienen. Vamos creciendo escuchando al vecino, como tiene que ser, con la historia que tiene cada familia.

Somos un partido que se está insertando allí donde los partidos originales no han dado respuestas a las problemáticas y, en particular, el empleo.

Voy a disentir con los exponentes sobre el empleo. La realidad económica del mundo se maneja en dos planos: el 95% de la economía real pasa por la tecnología, por los servicios. El 5% son materias primas, son commodity, son petróleo, soja, madera, naranjas. Si pensamos en chico que nuestra realidad va a cambiar en esto que tenemos hoy no vamos a crecer. La realidad económica del mundo pasa por otra dinámica.

Si seguimos vendiendo troncos de eucalipto o tablas, ¿a quién vamos a convencer de que vengan a invertir?

Tema central hoy de debate es el litio. Chile, Bolivia, Argentina, México. ¿A dónde van? A México, porque la seguridad jurídica y la inversión es propicia para ir ahí. No viene a la Argentina porque nosotros tenemos inseguridad jurídica.

Tenemos que tener una mirada mucho más amplia, más abarcativa, en cuanto a los recursos que tenemos y a su valor agregado.

Yendo a Benito Legerén veo que unos muchachos estaban construyendo una vivienda. Me acerqué, los felicité por el trabajo y me comentaron: somos una cooperativa que se dedica a la madera. Me dijeron: “Mire, nosotros tenemos la capacidad de trabajar y hacer viviendas, hace 10 años que tenemos el certificado de aptitud técnica”. ¿Y por qué entonces no hacen viviendas de madera? Es que las instituciones y en este caso la Municipalidad y el instituto de viviendas de provincia y municipal no quieren hacer viviendas de madera. Tenemos un problema de comprensión de la realidad: si tenemos materia prima, recurso humano, y no hacemos viviendas ni incorporamos la tecnología para poder vender eso, vamos a seguir siendo pobres.

La pobreza está instalada porque mentalmente estamos en contra de la realidad económica del mundo. No puede ser que el gobernador Bordet haya ido a Sudáfrica donde hacen naranjas. Si no vamos a seguir toda la vida vendiendo naranjas, pomelos y limones. El 95% de la economía pasa por otro lado y es la del conocimiento.

Lo que tenemos que traer a Concordia es un centro tecnológico como lo tiene Tandil y lo está creando Posadas. El futuro, el avance, es otra cosa, no vender materia prima, jugo envasado, o haciendo capacitaciones de talabarteros, electricistas. Hoy a las cirugías ya las hacen los robots y nosotros estamos pensando en el albañil, que tiene que trabajar, obvio, pero tenemos que tener una visión estratégica. Si no, nos vamos a quedar con los oficios que ya casi no existen en el mundo. Los invito a reflexionar sobre esto. Y por supuesto, la educación como hecho fundamental para salir del nudo, de la pobreza.

La seguridad es mucho más amplia. El compromiso del ciudadano es importante, pero tienen miedo y los entendemos, porque no quieren participar, la política está mal vista. Nosotros hoy queremos embarrarnos, participar diariamente del esfuerzo que hace el ciudadano para transformar su vida. Si no, es imposible. Hay que ponerse a laburar en serio. Con una visión estratégica, porque si no la tenemos, la municipalidad no conoce cuál es nuestro norte.

Cuando me dicen que Concordia es turística, no lo es, yo no me como ese caramelo. Vienen turistas pero, que sea turística, es otra cosa”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *