16 abril, 2024

CLIMA: “Si nada cambia, así será la nueva normalidad”, advierten científicos por el calor

0

El hemisferio norte se derrite. Los récords se rompen a diario. China registró 52° en la región del Xinjiang, oeste del país. Italia espera temperaturas de hasta 48° en Sicilia. La ciudad de Phoenix, en Estados Unidos, llegará este miércoles a 20 días consecutivos de 43° o más. El alivio no llega y a este paso, el planeta va a enfrentar olas de calor cada vez más fuertes.

“Este tipo de situaciones continuará creciendo en intensidad, y el mundo necesita prepararse para olas de calor más intensas”, resumió el experto en calor extremo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), John Nairn.

Hoy es el turno del hemisferio norte, pero en pocos meses le tocará al hemisferio sur. El cambio climático está ocurriendo y sus consecuencias se ven todos los días, lenta pero irrefrenablemente. Es una realidad que se palpa con el sudor -y en muchos casos con serios problemas de salud bajo riesgo latente de muerte- de cientos de millones de personas.

“Lamentablemente, esta va a ser nuestra nueva normalidad”, dijo a TN el ambientalista brasileño Ilan Zugman, director regional de la ONG 350.org América Latina.

Pero no es solo calor. Son ciclones, tormentas e inundaciones como las que causaron 37 muertos en Corea del Sur esta semana. Ahora la vista está puesta en el aumento del nivel del mar y el riesgo que se abate sobre decenas de islas y ciudades en todo el mundo.

Pero el cambio climático no es un tema central, al menos no para la dirigencia política en numerosos países del mundo, con excepciones como Alemania, donde los Verdes integran la coalición de gobierno de Olaf Scholz. En la actual campaña argentina son casi nulas las menciones sobre este fenómeno que amenaza al mundo.

Pero no solo pasa en Argentina. En España también. “En las elecciones de este domingo está en juego seguir adelante con políticas lights o navegar hacia el retroceso con partidos que minimizan el cambio climático o lo niegan”, dijo la investigadora del Centro Delas de Barcelona, Ainhoa Ruiz.

“Este es un tema central. Hay que tomar medidas urgentes contra la emergencia climática, tanto a nivel municipal como nacional e internacional. Estamos viendo que hay graves riesgos de salud, afectaciones a la producción y en el acceso al agua”, dijo la analista española.

Los fenómenos climáticos extremos son cada vez más frecuentes

Para Zugman, en el mundo “hay eventos climáticos extremos cada vez más frecuentes y potentes, como, como la ola de calor en Europa y América del Norte, pero también con sequías como las de Uruguay, el frío extremo en el sur de la Argentina y ciclones como los que golpearon en las últimas semanas a Brasil”.

“Todo es consecuencia de un planeta cada vez más caliente. Estamos un grado por encima de la temperatura histórica, infelizmente caminando para un grado y medio y dos grados tal vez. Estamos en una lucha contra el tiempo para conseguir mitigar todos los impactos de la crisis climática”, dijo.

En ese contexto, el ambientalista brasileño pidió combatir al “mayor causante” del cambio climático: la quema de combustibles fósiles. “Es necesario reducir urgentemente tanto la exploración como la quema de combustibles y acelerar la transición energética hacia matrices de energía solar y eólica”, indicó.

Rubens Born, ingeniero y abogado en políticas ambientales de la Fundación Grupo Esquel Brasil y miembro de la coordinación del Fórum Brasileño de ONGs y Movimientos Sociales para el Desarrollo y Medio Ambiente, coincidió: “Los eventos extremos y anomalías climáticas ocurren con más intensidad y frecuencia y van a formar parte de la nueva normalidad”.

En diálogo con TN, el experto dijo que el mundo está “en emergencia climática” y llamó a evitar “cualquier expansión de combustibles fósiles, nada de fracking, nada más de gas y exploración petrolera. Precisamos acelerar la transición energética con nuevas energías renovables, sustentables y transparentes”, señaló.

“La situación es cada día más alarmante y Argentina no es ajena”

El abogado ambientalista Rafael Colombo dijo que “la situación es cada día más alarmante”.

“El 6 de julio fue el día más caluroso de la historia, superando el récord de agosto de 2016. La temperatura promedio mundial llegó a 17,23 C. La historia del clima durante los últimos 200 a 300 años es la historia de una sucesión de récords de aumentos constantes de la temperatura, sin que representantes, líderes mundiales, empresas o corporaciones acusen recibo de nada”, afirmó.

Colombo dijo que el cambio climático se traduce en la profundización de la desertificación de los ecosistemas; sequías y olas de calor más intensas y prolongadas, incluso durante pleno invierno. También en la agudización de los incendios que arrasan con bosques, humedales, áreas naturales y reservas que proveen servicios ecosistémicos fundamentales para la humanidad; y en el aumento y concentración de las precipitaciones que generan más riesgos de inundaciones”.

En ese marco, la Argentina no está a salvo. “El país y América Latina y el Caribe, a pesar de contar con enormes ´activos ambientales´, no es ajeno a estos escenarios críticos a nivel global”, indicó.

“En nuestro país, durante 2022, perdimos más de 200.000 hectáreas de bosques (equivalen a 10 veces la superficie de CABA). En los últimos 30 años se deforestaron más de 8.000.000 de hectáreas. Este ecocidio repercute directamente sobre el clima, pues el retroceso de los bosques nativos trae como consecuencia una disminución de la capacidad de estos ecosistemas para absorber dióxido de carbono de la atmosfera”, afirmó.

Mientras el hemisferio norte arde, Colombo alertó: “Si a ello le sumamos los incendios intencionales provocados por el agronegocio, la megaminería y la especulación inmobiliaria, la profundización de la matriz energética fósil, la exploración petrolera sobre el mar Argentino (donde el océano es un regulador natural de la temperatura del planeta), el panorama es muy desalentador”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *