Patricia Bullrich presentó su «protocolo antipiquetes»

En el marco del lanzamiento de su protocolo antipiquetes, la funcionaria aseguró que “el Estado no va a pagar los costos de las Fuerzas de Seguridad”, se les enviará la factura de los costos de seguridad a los organizadores de los piquetes. En su alocución apuntó a las organizaciones sociales e inmigrantes, pero qué pasará si los cortes los realiza el sector del campo perjudicado por las medidas del Ministro Caputo.

Según Bullrich, la intervención de los agentes se organizará según la zona de conflicto, dividiendo la responsabilidad entre las fuerzas federales y los gobiernos locales. El objetivo es coordinar un plan que asegure la custodia de toda la vía pública frente a protestas. Además, se implementará vigilancia preventiva para evitar la reunión de grupos. Bullrich indicó que en estaciones de trenes, se incautarán materiales como palos, pasa montañas y otros tipos de elementos que sirvan para evitar la identificación.

En caso de detenciones, el Ministerio de Seguridad solicitará la intervención de la Justicia y proporcionará los datos de los involucrados a las autoridades competentes. También se dará aviso al juez en caso de daño ambiental, como la quema de cubiertas.

En situaciones que involucren a niños y adolescentes, se activará la intervención de los organismos competentes y se sancionará a los tutores o acompañantes, ya que «los niños deben estar en la escuela», afirmó Bullrich.

En cuanto a las sanciones económicas, Bullrich destacó que se enviará la factura de los costos de seguridad a las organizaciones o individuos responsables. El Estado no asumirá los gastos de las fuerzas de seguridad empleadas en estas situaciones. Habrá un registro de las organizaciones involucradas en este tipo de hechos, y se remitirá información a la Dirección Nacional de Migraciones en caso de tratarse de extranjeros con residencia provisoria.