24 julio, 2024

Valentina Tomba, nadando por un sueño

0

Valentina Tomba es de Concordia, tiene 16 años y reparte sus días entre los entrenamientos en el club y las clases del secundario en el Colegio Capuchinos. Habla con seguridad, expresa deseos y tiene en claro el camino: “acá es entrenar todo lo que no te salga, intentar e intentar hasta que salga”.

Confesa admiradora de Delfina Pignatiello, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018 y triple ganadora del oro en los Juegos Deportivos Panamericanos de 2019, la entrerriana tiene en su madre un apoyo incondicional: “Mi mamá es todo para mí, siempre estuvo conmigo, siempre me ayudó en todo y siempre está para alentarme y acompañarme”, definió.

 

Valentina Tomba estrena un nuevo espacio en “3200, el código del deporte”. Se trata de una entrevista, mano a mano, en su lugar predilecto. En este caso, fue al pie de la piscina semiolímpica que posee el Club Salto Grande Concordia.

 

En sus jóvenes 16 años recorrió distintas disciplinas. “Hice gimnasia artística, hockey, handball, patín que son los que me acuerdo. Me quedé con natación porque es el deporte que más me gustó y desde chica lo hice. Me encanta”, afirmó tras recordar que nada desde los 3 años y desde los 6 que forma parte del plantel que dirigen los profesores Rodolfo Dacunda y Yanina Scattone.

 

-¿Cómo son tus días, describí cómo repartís tu tiempo?

-Hacemos doble turno, en invierno y según cómo vamos en la temporada. Nos levantamos a las 5 de la mañana, luego entrenamos y nos duchamos acá en el club para ir a la escuela. Mi entrenador nos sube al auto y nos lleva. La mayoría va a la misma escuela. Después, comemos, dormimos, vamos al gimnasio y volvemos a entrenar.

Los días que no tenemos gimnasio, martes y jueves por ejemplo, hacíamos doble turno de natación y los lunes, miércoles y viernes el doble turno era natación más gimnasio. Es lo que hacemos ahora en verano, aunque normalmente no es así sino que es triple turno: natación, gimnasio y de vuelta la natación.

 

-¿Qué dicen tus compañeros del colegio de que hagas todo eso?

 

-Que entreno a las 5 de la mañana me quedan mirando porque yo llego a la escuela y a las 11 de la mañana estoy así (cierra los ojos en actitud de dormir). Mi compañera de al lado siempre me dice: no te duermas, no te duermas. Cuando yo llego a la escuela siempre estoy comiendo algo, porque no desayuno en mi casa. Cuando hago doble turno voy comiendo. Y cuando no hacemos doble turno, llego re dormida porque es como que descansé más.

Pero bien, mis amigas en verano se juntan todo el tiempo para salir a comer y algo de eso y yo, días de semana, no haga nada de salir. El sábado para el domingo nomás me sumo a ellas.

 

-¿Cómo cambió, cómo afecto al deporte, a vos, la pandemia?

  • Y más que nada porque en natación el no entrenar todos los días también te repercute porque, no sé cómo serán en otros deportes, pero acá es más específico: la idea es que cada técnica, error, cada puntito del error, mejorarlo. Y eso también cambió mucho en la pandemia porque se te fue la técnica de la brazada, perdiste patada, perdiste fuerza. Era entrenar todos los días o el que tenía pileta se ataba los pies y hacía un poco de brazadas, que no es lo mismo.

 

-¿Qué hacías vos en la casa de la abuela?

-Yo tenía un arnés, con una goma y me ataba los pies con la goma que nos tiran en los piques. Así empezaba a brasear por tanto tiempo. Después, con la patada me agarraba del borde y empezaba a patear fuerte. Así lo hacía con todos los estilos en la piscina de la casa de mi abuela.

 

-¿Tenés un objetivo, cuál es y cómo se alcanza?

-Para mí acá es entrenar y, que todo lo que no te salga, intentar e intentar hasta que salga. Por ahí sí te da como que no me sale pero es entrenarlo y mejorarlo. Todo el tiempo. Por más que no te salga, porque no todos los días sale bien el entrenamiento. No todos los días vendrás bien, sino a veces estás más cansada. Más cuando está terminando la semana.

La idea es seguir, mejorar y en algún momento te va a salir, no es que no me salió y no me va a salir nunca más. Para mí esa es la forma de mejorar y a mí me funciona.

Hay cosas que cuestan más como las técnicas, que son diferentes. Capaz las ves de afuera y parecen una boludez pero esto te marca la centésima, el segundo y el minuto. Es así.

 

-¿Te gustaría ser olímpica?

-Sí.

 

-¿Vas por eso?

Sí.

 

-El deporte para vos es…

-Es algo que te distrae pero para mí es lindo, te ayuda para todo. Los hábitos no los incorporás sólo para el deporte sino para la vida porque después comés bien, el ser fuerte de cabeza. Es más que nada para mí una forma de expresarme. Es algo que me gusta.

Acá es seguir intentado, tener mucha cabeza. Te lesionaste y no es parar sino, si te lesionaste el hombre hacés patadas, si tenés una molestia en las piernas hacés sólo brazos. Es todo eso, mucha cabeza que también te ayuda no sólo para la escuela, no sólo para la vida, para todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *