26 mayo, 2024

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

0

En cada conmemoración del golpe de estado, la escuela ratifica la necesidad de educar en la memoria para construir el futuro. Ejercer la memoria es un derecho inalienable de todos, y una responsabilidad de la sociedad.En este sentido estuvo acompañando habñando de ese 24 Marzo , Horacio Chueco Maciel .

Si el terror es capcioso, la educación es la herramienta privilegiada de la memoria, el vehículo para que se produzca esa necesaria transmisión cultural de una generación a otra. No hay fuerza más ecuménica que la memoria colectiva, no hay motor más visceral en la historia reciente que la resistencia social.

La memoria no es sólo recordar, la memoria es un instrumento para hacer consciente el recorrido de nuestra historia como pueblo y poder así anticiparnos a nuestro futuro, siendo nosotros los que proyectamos nuestro destino como sociedad.

La memoria sólo existe en la medida en que se ha convertido en un discurso, es decir, una interpretación de los hechos. Si no hay un discurso, estamos hablando de los recuerdos, no de la memoria. Los recuerdos son personales, la memoria es colectiva, los recuerdos son inconscientes y se pueden presentar alterados por las impresiones del momento o experiencias pasadas o posteriores. La memoria en cambio es racional y tiene un propósito moral y político, extrae las lecciones de la experiencia y hacerlas presentes en la sociedad para construir el futuro, o, mejor dicho, para ponerla al servicio de los valores de respeto a la dignidad humana.

La primera de todas las premisas en la educación para construir nuevos sujetos con identidad, es trabajar sobre memoria por la verdad y justicia no abordando solamente en un período histórico cerrado y acabado, sino insistir y resistir en una manera de entender nuestra realidad.

El 24 de marzo tiene por objetivo construir colectivamente una jornada de reflexión y análisis crítico de la historia reciente. Es necesario que rememoremos y nos cuestionemos.
charla debate del Profesor Edgardo Jakimchuk con alumnos escuela de Osvaldo Magnasco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *