29 febrero, 2024

Azcué fundamentó la compra de dólares para cubrir la devaluación

El intendente Francisco Azcué, fundamentó que la compra de dólares MEP se da ante un clima de “volatilidad que pone en riesgo significativo” los recursos municipales y a fin de mantener la “estabilidad financiera.

El miércoles 7, a menos de 24 horas de que el oficialismo decidiera volver a foja cero el debate de la ley “Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos”, el intendente de Concordia, Francisco Azcué (Juntos por el Cambio), ordenó al equipo económico del Municipio que pusiera a resguardo los recursos municipales, pasando las disponibilidades de pesos a dólares.

Pese a esta coincidencia, el intendente descartó que este suceso haya precipitado la decisión. “No tiene que ver con la ocurrencia de ningún hecho específico. Es una determinación política que hemos tomado, pero no por nada puntual”, dijo a Infobae.

“Es parte del plan de gobierno que tenemos. Es una decisión que tomamos con nuestro equipo de Hacienda. La pusimos en práctica ahora. Es para lograr una mejor cobertura y resguardo posible de los fondos públicos”, aseguró Azcué.

El cambio de pesos por dólares es una medida operativa “y que ya se ha empezado a implementar”, puntualizó el mandatario local. A cargo de la operatoria hay dos entidades financieras. Una es el Banco de Entre Ríos. La otra, el Hipotecario.

Los recursos para la compra de billetes norteamericanos saldrán de una “reserva de disponibilidades”. Son fondos para cubrir necesidades de emergencia o situaciones excepciones. No están dentro de las partidas de gastos corrientes.

Concordia es una de las ciudades que tomó el endeudamiento en dólares que el Estado provincial puso a disposición en 2017. El próximo vencimiento de capital e intereses será en agosto. El gobierno local no cuenta con stock suficiente en divisas para hacer frente a este compromiso, según se informó oficialmente.

La medida está contenida en el decreto 187/2024. La decisión se sustentó en que el Gobierno debe “utilizar todas las herramientas financieras que estén a su alcance con el fin de preservar el valor del stock de las disponibilidades”.

Además, se argumentó que el actual contexto económico es de “mucha volatilidad”. Y que en el mercado cambiario puede registrarse una “devaluación monetaria”. Esto representaría “un riesgo significativo para los fondos municipales.”

A los efectos de poder cumplir con lo antes mencionado “es necesario invertir parte del stock de las disponibilidades en moneda o instrumentos que permitan mitigar las posibles pérdidas y mantener la estabilidad financiera del Municipio”, estableció el decreto.

Sobre esta base, se razonó que la compra de dólares se justifica como una “estrategia necesaria” para “preservar el poder adquisitivo de los fondos municipales”. Hacer la operatoria a través del mercado oficial es imposible. Por eso se consideró como la alternativa “más viable y segura” canalizarla mediante el dólar MEP.

En la información distribuida por el Municipio, se explicó que la actual gestión pretende “tener la mayor cobertura y resguardo de valor posible de los fondos públicos”. La precaución se toma “considerando las altas tasas de inflación que estamos viviendo”. De allí que la administración financiera del municipio “cobre relevancia central en esta coyuntura tan particular”.

La determinación “se corresponde con una decisión de resguardo de valor a mediano y largo plazo”, consignó el documento. En ese lapso “entendemos que pueden presentarse nuevas correcciones del tipo de cambio”. La devaluación se vincularía con la pérdida de competitividad “ocasionada por la fuerte inflación de diciembre y enero”, se evaluó.