20 julio, 2024

A partir de julio los precios de las cuotas de las prepagas volverán a quedar liberados, según fue acordado en la audiencia judicial del último 27 de mayo. Las empresas ya empezaron a enviar a sus afiliados el aviso de cuánto aumentarán y en todos los casos el índice excede la inflación informada por el Gobierno este jueves.

El caso más llamativo es el de Accord Salud, prepaga del gremio Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), que en una carta que envió a sus afiliados el 6 de junio avisó que el incremento de julio iba a ser de hasta el 18,8 por ciento. Hubo protestas en las redes y el último martes se inició un petitorio en la plataforma Change.org. Finalmente, este jueves por la noche se supo que la empresa decidió rectificar el índice drásticamente, a un asombroso 8,8 por ciento.

Este jueves, el Gobierno reveló que la inflación de mayo descendió al 4,2 por ciento, la más baja en 28 meses, tras el 8,8 por ciento registrado para abril. Las subas comunicadas hasta ahora por algunas prepagas de cara a julio son siempre superiores al IPC de mayo. Desde el próximo mes (según el acta que el Gobierno dice que resta homologar) ya no debería existir una norma que ate a las empresas (como en las últimas cuotas) a un tope.

Con la cuota de julio las prepagas deberán empezar también a devolver lo cobrado por encima de la inflación entre enero y mayo, con una tasa de interés que es menor al último índice de inflación comunicado. Corresponde al del plazo fijo del Banco Nación, del 3 por ciento mensual.

Los aumentos de diversas prepagas
Según relevó Clarín, las prepagas grandes que hasta ahora comunicaron los incrementos que llegarán en julio son Medicus, con el 8,07 por ciento; Galeno, con el 7,45 por ciento; Swiss Medical, 6,7 por ciento; y Omint, 8,5 por ciento. En OSDE, que es la única que cobra a mes vencido y tiene la mayor cantidad de afiliados, respondieron que todavía no cuentan con la cifra del próximo ajuste.

Así como existe un ejemplo como el de Accord Salud, hay otras prepagas que buscan ser más cautas que el promedio y no aumentarán por encima de la inflación de mayo pese a la liberación de precios. Evalúan un índice poco mayor al 4 por ciento. Todo depende de la estrategia de cada empresa y de cuán agresivos necesiten ser para ganar o conservar afiliados.